Historia / Hestoria

 

 

Antecedentes Históricos

El actual País Leonés estuvo ya habitado desde el Paleolítico Superior. Hay constancia de rastros humanos de esta época en el norte de la provincia de León, concretamente en Laciana y Valdeón. Del Paleolítico Inferior los encontramos en las proximidades de la ciudad de Salamanca.
Dentro del Neolítico se encuentra el período denominado "Asturiense", por la aparición de picos tallados

(Dolmen de Almeida, Zamora)

de cuarcita característicos de esta época, a ambos lados de la cordillera cantábrica; donde más tarde se asentaron los astures.
De la época megalítica (2.500-1.750 a.C.) han llegado hasta nuestros días bastantes de estas construcciones, sobre todo en la provincia de Zamora.

 

Los Celtas

Los Celtas constituyen el primer grupo humano importante que puebla el territorio del actual País Leonés. Se extendieron desde el centro de Europa hacia el oeste, ocupando gran parte del continente. Estas invasiones comienzan hacia el año 700 a.C. y debieron de concluir hacia 500 a.C., aproximadamente.
El pueblo celta era eminentemente belicoso y amante de la naturaleza (solían reunirse en las proximidades de bosques y cursos de agua para celebrar sus ritos), indómito e individualista, amante de leyendas e historias imaginativas; grandes guerreros (hombres y mujeres) que gustaban de exagerar sus hazañas bélicas y, en cierto modo catastrofista, con acusada vinculación hacia lo matriarcal y muy afectos a sus vínculos de sangre, amistad y honor. En el País Leonés, los invasores celtas se mezclaron con los habitantes locales anteriores a ellos, quienes aceptaron y se integraron en su cultura y forma de vida muy rápidamente. Esta raíz céltica todavía permanece en muchos aspectos de la mentalidad popular actual.

(Pallozas típicas astures de la provincia de León / Llión)

Dentro de su organización social cabe destacar a los "keltes" o jefes militares y a los "druidas" o jefes religiosos, quienes en sus habituales viajes intercambiaban entre sí todo tipo de conocimientos. Se dedicaban fundamentalmente a la caza, la pesca, la agricultura, la ganadería (esencialmente caballar) y la artesanía; no haciendo distinción de profesiones por razón de sexo. Vivían en poblados denominados castros, de forma circular, en cuyos límites amontonaban cantos rodados a modo de defensa. Cada familia habitaba una casa (palloza) que disponía de un pequeño campo para sus labores agrícolas y ganaderas. En cada castro existían artesanos fundamentales para su economía tales como carpinteros, herreros, alfareros y tejedores. Los celtas creían en la resurrección y, tal vez, también, en la reencarnación, y sus dioses vivían en los bosques, montes o aguas.
Las tribus celtas que se asentaron en el territorio del actual País Leonés fueron las siguientes:

A) Los cántabros
Se establecieron en la parte nororiental de la actual provincia de León. Era una tribu seminómada, dedicada sobre todo a la cría de caballos asturcones, muy vinculada a los astures, con quienes se les confundía habitualmente. Su capital era Vadinia (la actual Riaño).
B) Los astures
Poblaron los márgenes del Astura (actual Esla) y el Sil hasta el Cea y Zamora por el este, el Sabor por el oeste y el Duero por el sur. Los astures se extendieron, posteriormente (sobre el siglo II d.C.) hacia el norte, ocupando lo que hoy es Asturias. Eran seminómadas y principalmente ganaderos. La capital de los astures fue la actual Astorga.
Tribus astures eran los "zolae" en Aliste, los "langiati" en Tábara, los "superati" en Vidriales, los "brigecini" en Polvorosa, los "beduniensi" en el Páramo, los "amaci" en la Maragatería, los "orniaci" en la Montaña y los "pesici" en Babia y Laciana.
C) Los galaicos
Poblaron la parte más occidental de la actual provincia de León, adentrándose en la totalidad del actual territorio gallego, entre el Duero al sur y el Sabor al este. Eran ganaderos y cazadores y, en menor medida agricultores.
D) Los vettones
Poblaron las dos vertientes del sistema vetónico. Los romanos les confundieron en un principio con los lusitanos, que se situaban hacia el oeste y con quienes permanecían como aliados.

(Castro vettón en Lumbrales, Salamanca)

Eran seminómadas y ganaderos. Su capital fue Helmántica (Salamanca), donde residió el princeps, o jefe de la tribu, incluso después de caer en manos de Roma. Los dominios vettones iban desde el Duero hasta el Tajo, y desde el límite aproximado actual con Castilla hasta el del actual Portugal. 
Son famosos sus monumentos llamados "verracos", en Toro, Salamanca, Villalcampo, Ciudad Rodrigo, Gallegos de Argañán, etc.
E) Los vacceos
Posiblemente los menos influenciados por la cultura celta. Se asentaban desde el Duero y Toro hacia la Tierra de Campos, ocupando la parte noreste de la actual provincia de Zamora. Su capital era Palantia (Palencia) y mayoritariamente cerealistas.

 

Las luchas contra Roma

Para completar la conquista de la península hispánica, Roma debía tomar los territorios ocupados por las distintas tribus celtas del noroeste. Lúculo consigue hacerse con Intercatia, ciudad vaccea, mediante la diplomacia y se adhiere a esta alianza Helmántica, capital de los vettones. Sin embargo, algunos años después, 151 a.C., el pretor Galba provoca una matanza en Ocellum (la actual Zamora) lo que desencadena el levantamiento de la ciudad de Ocile (Fermoselle) y con él la figura del caudillo lusitano Viriato o Várate, quien primero con la guerra de guerrillas y, después en campo abierto, consigue vencer sucesivamente a ocho cónsules enviados por Roma (Vetilio, Plancio, Unimano, Nigidio, Lelio, Quincio, Serviliano y Cepión) mediante la unión de vettones y lusitanos.

(Estatua de Viriato en Zamora)

Viriato fue asesinado por unos celtíberos embaucados por Roma, lo que supone la desunión de los celtas y la ocupación romana de sus territorios. Pero aún quedaban cántabros y astures. Los siguientes en caer fueron los cántabros; vencido su ejército, el caudillo cántabro Arreno es crucificado y los últimos vadinienses resistieron en Vérgida. Invaden posteriormente los romanos el territorio astur por el norte del Esla, la lucha es encarnizada pero también son vencidos, los últimos astures se refugian en Lancia. La toma de Lancia pone punto y final a la denominada "batalla del Esla" que duró más de veinte años y que puso a la totalidad del territorio leonés bajo el dominio de Roma. Para poder completar la conquista hasta el mismísimo emperador Augusto hubo de participar en estos hechos. No fue la conquista de Hispania lo que le costó 200 años a los ejércitos romanos, sino la conquista de los territorios vettones, astures y cántabros, es decir, el territorio del actual País Leonés. Como pueblo invasor, los romanos trajeron confusión moral y social, que el pueblo preleonés no parece fuese capaz de asimilar totalmente. La romanización no fue más que superficial y lo prueba el hecho de que el volumen de costumbres anteriores a ellos conservados hoy es importante. Sin embargo su influencia sí fue decisiva, por la asimilación del idioma y los modos de legislarse y gobernarse posteriormente.

 

Las invasiones de los bárbaros

Las primeras invasiones de los pueblos bárbaros tienen lugar a partir de comienzos del siglo V. Éstos pueblos son::

A) Los suevos, de origen centroeuropeo, posiblemente de la actual Polonia. De su mano parece reforzarse el individualismo y la falta de respuesta ante problemas nacionales. También parece de origen suevo el apego a la tierra y a la afición por lugares húmedos y verdes. El actual País Leonés fue una zona vital para este pueblo y su asentamiento aquí duró algo más de siglo y medio.
B) Los alanos, de origen asiático.  Muy pocos de ellos permanecerían en nuestro territorio, se asentaron en la parte meridional de la península.
C) Los vándalos asdingos, de origen centroeuropeo, posiblemente del sur de la actual Polonia.  Obligados por los godos, abandonan su asentamiento habitual y recorren la mayor parte de la Europa occidental hasta asentarse al sur de la península hispánica.  Posteriormente invaden la práctica totalidad del actual territorio leonés haciendo retroceder tanto a suevos como a visigodos.  Finalmente fueron rechazados, incluso de la propia península y obligados a asentarse en el norte de África, fundando el Reino africano de los Vándalos.
D) Los godos o visigodos, de origen escandinavo. Organizaron cultivos en las quintas romanas y nos legaron su código de leyes, el “Código de Eurico”, que será base o libro legal del reino leonés medieval.  A ellos debemos también el primer monumento de gran categoría artística conservado en nuestro territorio, “San Pedro de la Nave”, en Zamora.

(San Pedro de la Nave, Zamora. Arte visigótico del s. V)

 

La ocupación musulmana

Los vitizianos se aliaron con los musulmanes, pensando que éstos, vencido su oponente don Rodrigo, les devolverían la corona. Pero no ocurrió de esta forma, pues los recién llegados se reparten el territorio. Al norte del Duero se sitúan los bereberes, procedentes del norte de África. Al sur, los árabes, egipcios y sirios, al mando de Muza que entra en Salamanca en 712. La resistencia fue prácticamente nula al ser la mayoría vitizianos, no habiendo matanzas ni destrucciones. Tan sólo Benavente y Valderas son tomadas al asalto. Sólo algunos godos y los astures organizaron la resistencia en las montañas cantábricas. Las secuelas de la guerra civil goda durarán aún muchos años. La oficialidad, sin embargo, será musulmana y lo seguirá siendo durante algún tiempo más.

 

El nacimiento de un país

En el año 718 se produce la coronación de don Pelayo como rey de Asturias, antecesor del reino de León. La coronación de don Pelayo no ha de entenderse como continuación de los godos, sino más bien como monarca elegido por los astures, aunque la participación goda en estos y posteriores enfrentamientos contra los musulmanes es más que probable. Durante el reinado de Alfonso II "el Casto" y con la ayuda de su sobrino, Bernardo del Carpio, se toman Zamora y Salamanca. La capital se traslada a Oviedo y, la importancia de la nueva entidad leonesa va ganando peso.

García I. Primer rey nominativo de León, de 910 a 914. Tras la muerte de Alfonso III "el magno" de Asturias el reino se dividió entre sus tres hijos; Fruela heredó Asturias, Ordoño Galicia y García, el primogénito, se reservó León.

Gran guerrero, fortaleció definitivamente la frontera meridional del reino, llevó a su ejército hasta el territorio de Arnedo para delimitar la expansión navarra, y tras una batalla contra los musulmanes en esta localidad riojana murió a comienzos del año 914.

Ordoño II. Rey de León de 914 a 924. Tras la muerte de su hermano García, fue aclamado rey por una asamblea de magnates y prelados, reinando también en Galicia y en Asturias. Traslada su sede a León, conviriéndola en capital del reino. Combatío en los musulmanes devastando la actual Mérida.

En 916 ayudado por el rey de Navarra hizo frente a una expedicción de Abderramán III y lo vencen en Gormaz. En 918 también junto al monarca navarro marchó sobre Nájera y posteriormente sobre Tudela y Tarazona; pero la réplica musulmana no se hace esperar y en 920 se pierde Gormaz. En 922 los castellanos inician su primera rebelión separatista pero son sofocados. En 924 le sorprende la muerte entre León y Zamora.

[...]


 

 
 
 

www.paisleones-paislliones.com